Soy madrina de boda, ¿qué hago?

madrina-de-boda

Fundamentalmente disfrutar del día, de la satisfacción de ver feliz a tu ser querido y ser participe del comienzo de una nueva etapa en su vida.
La madrina de boda es una de las figuras más importantes de todo enlace matrimonial y la segunda mujer, después de la novia, que suele acaparar la atención de todas las miradas. Por estas razones, es fundamental que la madrina sobresalga y brille por encima de las demás invitadas.

Sabemos que elegir el vestuario de madrina de boda es una tarea complicada para la que tenemos que tener en cuenta una serie de cosas;

1.- Una madrina de boda debe lucir un vestido distinguido y elegante que le haga destacar entre todas las invitadas pero, por supuesto, evitando eclipsar a la novia, la gran protagonista del día. Es por ello que aconsejo no comprar el vestido hasta que la novia haya elegido el suyo. Así será más fácil saber cuál es el estilo más apropiado para la ocasión y te ayudará a decantarte por un vestido más o menos elaborado, este punto es fundamental, el estilo marcará totalmente toda la estética de la boda y es importante que la imagen sea coherente, que todo guarde relación y tambien es importante distinguir si es una boda civil o religiosa.

2.- De igual forma que el resto de invitadas, la madrina nunca debe llevar un vestido blanco ya que este color queda reservado exclusivamente para la novia y en la medida de lo posible, debe evitar tonos demasiado claros como beige, marfil o crema. La única excepción en la que la madrina puede lucir un vestido blanco es por petición expresa de la pareja, ya sea porque han organizado una boda temática o una ceremonia en la playa.

3.- Es fundamental elegir bien el color de tu vestido, ten en cuenta si la boda es de día o de noche. Los tonos pasteles de cualquier color como verde, salmón, rosa o azul son muy favorecedores para deslumbrar en las bodas de mañana, en cambio para la noche, destacamos otros como el gris, el plata, el azul oscuro, el lila o el morado. Elige aquél que más le favorezca según tu tipologia de color, cálida o frío., un color con el que te sientas favorecida y muy segura de acertar. Eso sí, aunque el negro representa la máxima elegancia, no lo aconsejo para eventos de día y es muy aburrido para bodas de noche, mi consejo es huir de los vestidos negros pero si vas a llevarlo combínalo con accesorios de otros colores para lograr un look más alegre.

4.- Atendiendo a las normas de protocolo, el atuendo de la madrina puede ser un vestido de cóctel a la altura de la rodilla o justo por debajo para bodas de día y un vestido o traje de largo para la noche. En bodas más formales y de etiqueta, es favorable que la madrina luzca un vestido extra largo de gala para estar a la altura de las circunstancias.

5.- La clave estar en combinar la sofisticación con la discreción y elegir aquellos modelos de vestidos o trajes que mejor le sienten a tu tipologia corporal. La madrina no está obligada a lucir el tradicional vestido largo de boda, si éste no es tu estilo opta por trajes de dos piezas con chaqueta y falda, e incluso pantalón y chaqueta, hay modelos muy elegantes con los que te verás igual de espléndida y serás la madrina perfecta.

No es obligatorio llevar tocado o sombrero en la cabeza, teja mantilla o cualquier otro accesorio , es una opción muy personal y radica en lo que a una le apetece , como se ve más favorecida y como ese accesorio puede coordinarse con el resto de integrantes de la boda y es un elemento más , y no que sea lo que más llame poderosamente la atención.

Recuerda que la idea es disfrutar del día y del momento, que seguro será inolvidable!!!!

Deja tu comentario